“Sin salsa no hay paraíso”

Este viernes estrenará un nuevo disco con canciones versionadas a salsa que fueron popularizadas en Colombia. Se trata de Sin salsa no hay paraíso y comprende temas de Jorge Luis Piloto, Amaury Gutiérrez, Polo Montañez, entre otros.

“Las canciones las popularizaron cantantes colombianos como Carlos Vives, de quien también tengo temas en el álbum. Les hicimos las versiones a salsa. A mí me gusta el resultado. Tenemos a Fanny Lu, Majida Issa, Maia y Paola Arena. He publicado singles con el Septeto Carey, de una canción que grabé junto a Jorge Luis Piloto. Había sacado otros sencillos con José Aguirre, director musical del grupo Niche”, explica y recuerda su participación en un disco del conocido músico boricua.

“Él hizo un trabajo muy bueno con Big Band en un disco de duetos llamado Gente con alma, con músicos como Diego el Cigala, Gilberto Santa Rosa. En ese álbum canté con mi hermana Lourdes”. Aymée tampoco es indiferente al contexto de críticas y ofensas que marca en las redes sociales una parte de los vínculos de los cubanos radicados en distintos países. Ella misma ha recibido ofensas al colgar comentarios en su perfil de Facebook. La cantante atribuye las tensiones, entre otros factores, a la “incomprensión” y “las heridas”.

“El cubano en general siempre abraza la controversia porque es parte de nuestro diario vivir y nuestro carácter. Incluso estamos hablando en los lugares y la gente que no es cubana piensa que nos estamos matando. Y no es así. Eso se refleja en las redes sociales también en cuanto a la discusión sobre temas políticos, religiosos. Hay mucha susceptibilidad y heridas de un lado y de otro. Hay mucha incomprensión. La gente nunca quiere ir a los términos medios, sino a los extremos. Ese es uno de los motivos por los que muchas veces me abstengo de hacer algún tipo de comentario sobre la realidad social o política de Cuba. Lo que pongo en las redes, no lo hago para satisfacer a nadie. Lo hago con el mismo propósito con que hago música: para curarme, para desahogarme, para expresar algo que siento en mi corazón de verdad, de mantera autentica, no por moda”.

Con sus comentarios en redes busca lo mismo que con la música: “Se trata de crear vínculos, puentes, escenarios de entendimiento entre los cubanos”. “El cubano del exilio está pendiente de cómo ayudar a la familia, a los amigos. Ahora mismo en Cuba no hay medicinas y se hace muy difícil enviarlas desde el exterior. Todo se va sumando y la gente se agota y explota. Y cuando miras para la otra orilla hay un escenario parecido y algunos se sienten ofendidos con expresiones de cubanos de la Florida. Es una lucha de contrastes y posiciones. Uno trata de entender eso lo más posible porque al final todos somos lo mismo. Quiero crear formas para ayudarnos, comprendernos, crear luces”, dice Aymée.

La cantante me habla sobre sus amigos en Cuba y sus seguidores. Le gustaría, dice, tener cerca de su carrera a millones de cubanos que radican en la Isla. Y asegura que cuando pueda volverá a traer su música a Cuba, para demostrar además que “sin salsa no hay paraíso”.

Leave A Comment